Inicio > Actualidad Ambiental, biodiversidad > Declaran extinto al Rinoceronte Negro

Declaran extinto al Rinoceronte Negro

Se suma a la desaparición en Vietnam de la subespecie de Java. Y es posible que tampoco exista ya ningún ejemplar de Rinoceronte Blanco de África Central, según la UICN

El Rinoceronte Negro de África Occidental (Diceros bicornis longipes) ha sido declarado oficialmente extinto por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), informa AP. Otras dos subespecies de rinoceronte están próximas a correr la misma suerte, apunta la organización. Hablamos del Rinoceronte Blanco de África Central (Ceratotherium simum cottoni) y del Rinoceronte de Java (Rhinoceros sondaicus), cuya desaparición en Vietnam ya ha sido confirmada por la ONG WWF, después de que unos cazadores furtivos acabaran con el último ejemplar en el país asiático en 2010.
La cuarta parte de las especies de mamíferos presentes en el Planeta están en peligro, afirma la UICN. Alrededor de un tercio de las 61.900 especies catalogadas por el organismo aparecen clasificadas como «vulnerable», «amenazada», «críticamente amenazada» o «extinta» en su Lista Roja. En el caso de los anfibios y los reptiles, por su parte, su declive se está produciendo más rápidamente si cabe.
La subespecie de Rinoceronte Blanco del Sur de África (Ceratotherium simum simum), por el contrario, está recuperándose paulatinamente: su número ha pasado de 100 a finales del siglo XIX a los 20.000 individuos que se contabilizan en la actualidad. El Caballo salvaje o de Przewalski (Equus ferus przewalskii), originario de Asia Central, también se ha movido del estatus de «crítico» al de «amenazado».
En Madagascar, uno de los grandes reservorios de biodiversidad de la Tierra, el 40% de los reptiles se encuentran amenazados. Y el ciprés chino (Glyptostrobus pensilis), debido a la deforestación, ha experimentado una considerable regresión en los últimos años.
La nueva lista de UICN recoge las incorporaciones recientes, entre ellas 26 anfibios: los dos sapos venenosos bautizados Ranitomeya benedicta y Ranitomeya summersi son dos buenos ejemplos. Ambas variedades se encuentran amenazadas debido al tráfico ilegal de animales de compañía y la pérdida de su hábitat.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: