Inicio > Actualidad Ambiental, Calentamiento global, cambio climático > Simulacro para poner precio a la solución del clima

Simulacro para poner precio a la solución del clima

El “juego” de salvar el planeta comenzó este fin de semana en la ciudad de Recife, capital del estado de Pernambuco (noreste), donde una veintena de negociadores informales de ocho países iniciaron las conversaciones con las que se pretende dibujar un “modelo realista” de disminución de las emisiones de gases contaminantes.
La negociación entrará en detalle en el foro denominado “Desafío Climático de Río”, que se celebrará en Río de Janeiro en junio de forma paralela a la Conferencia de Desarrollo Sostenible de la ONU Río+20, donde pretenden presentar sus primeras recomendaciones.
El diputado brasileño Alfredo Sirkis, promotor de la iniciativa, dijo hoy a Efe que las negociaciones sobre cambio climático no avanzan por motivos económicos y sobre todo políticos, “por el coste electoral” de asumir medidas de adaptación tecnológica y mitigación de las emisiones.
El experto argentino en negociaciones climáticas Eduardo Viola explicó que el modelo de negociaciones de Naciones Unidas, que incluye a todos los países del mundo, “no es el ámbito para solucionar el problema” porque “solo produce consensos con una ambición mínima”.
“El modelo de la convención y Protocolo de Kyoto está agotado. Debemos llegar a un nuevo paradigma para enfrentar el problema. No pueden abordarlo 200 países, sino un grupo reducido de los grandes productores (de dióxido de carbono) y que tienen capacidad para resolverlo”, afirmó Viola.
En opinión del experto, en el núcleo de la discusión deberían estar Estados Unidos, China y la Unión Europea y, en segundo nivel, “países súper importantes” como Japón, Brasil, Rusia, Corea del Sur y la India, todos ellos con posibilidad de contribuir de forma destacada.
“La noción de países desarrollados y en desarrollo ya no vale más. China tiene hoy emisiones de casi ocho toneladas de carbono per cápita y Brasil tiene once toneladas, más que la mayoría de los países europeos”, sostuvo el investigador.
Viola señaló que una cuestión “clave” en la discusión es poner precio al carbono y sopesó opciones como introducir un impuesto a las emisiones.
El precio económico de evitar el cambio climático también se podría plasmar en otra iniciativa que está siendo discutida por los negociadores de la Río+20, que contempla la creación de un nuevo indicador económico que recoja variables ambientales y sociales.
Sirkis, presidente de la subcomisión de la Río+20 del Congreso brasileño, explicó que la creación de ese indicador es uno de los principales principios que se manejan en las discusiones de esa conferencia de la ONU en torno al concepto de “economía verde”.
El “nuevo Producto Interior Bruto” descontaría puntos al cálculo del crecimiento económico por malas prácticas ambientales, teniendo en cuenta que la destrucción del medio ambiente “puede ser oneroso a los presupuestos de los países en un futuro”, según el diputado.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: