Inicio > Actualidad Ambiental, Río+20, Uncategorized > Río+20: océanos, deforestación y economía verde

Río+20: océanos, deforestación y economía verde

Río+20, ‘objetivos’ océanos, deforestación y economía verde

Fecha de Publicación: 18/06/2012
Fuente: Ecoticias
País/Región: Internacional

Concretamente, la ONG ha manifestado que ve “prioritario” avanzar en la protección de los océanos, en la deforestación cero así como en una revolución energética y en el establecimiento de una economía verde.
La organización ecologista Greenpeace participará en la Cumbre de Desarrollo Sostenible que se celebrará del 20 al 22 de junio en Río de Janeiro, más conocida como Río+20 así como en la Cumbre de los Pueblos (del 15 al 23) en las que tratará de presionar a los representantes de las distintas delegaciones de países para tratar de lograr avances para el futuro del planeta.
Concretamente, la ONG ha manifestado que ve “prioritario” avanzar en la protección de los océanos, en la deforestación cero así como en una revolución energética y en el establecimiento de una economía verde.
Según la responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace España, Aída Vila, estas son las áreas donde estiman que se pueden lograr “avances” más significativos dentro de la cumbre.
Así, entre las demandas para alcanzar un desarrollo sostenible y una economía equitativa y “realmente verde”, Greenpeace reclama mejorar la gobernanza, el control del sector financiero y la responsabilidad empresarial, para lo que se deben fortalecer los sistemas de gobernanza de modo que permitan integrar el medioambiente en las políticas de desarrollo a través de la conversión del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en Agencia especializada de la ONU.
En este sentido, Vila pide desarrollar un instrumento internacional que garantice la “plena responsabilidad” de las empresas por los daños sociales o ambientales de sus actividades, así como establecer una fuerte regulación y control de los mercados financieros, con impuestos a las transacciones financieras y restricciones a los movimientos especulativos, sobre todo con las materias primas agrícolas.
Entre sus propuestas plantea acordar una supresión gradual de los subsidios perjudiciales para el medio ambiente: a los combustibles fósiles, a los sectores que provocan deforestación, a la energía nuclear, a la producción de agroquímicos y otras sustancias tóxicas, así como a la pesca insostenible.
En materia de energía, Vila ha dicho que Greenpeace planteará en Río de Janeiro que el 80 por ciento de la energía del mundo se pueda satisfacer con energías renovables en 2050, un porcentaje que debería llegar al 40 por ciento en 2030 y que la intensidad energética mejore en un 50 por ciento.
Para ello, valora que los países deberían “comprometerse” en elaborar planes para las energías renovables y la eficiencia energética, así como garantizar el acceso prioritario de la red y el crecimiento estable de las inversiones en energía renovables. Al mismo tiempo, estima preciso asegurar la financiación de la lucha contra el cambio climático más allá de 2012 y en cantidades superiores a las ya comprometidas, es decir, mayores a 100 millones de dólares al año para 2020.
Vila ha añadido que la delegación de Greenpeace en Río+20 se esforzará por propiciar que los países avancen en la protección de los bosques del mundo, adoptando el compromiso de “eliminar” la deforestación de los mismos en 2020 y eliminando los incentivos a sectores agrícolas y forestales causantes de la deforestación y degradación de los bosques, así como procurar el desarrollo de una planificación de los bosques y del uso de la tierra que responda a las necesidades y derechos de los pueblos indígenas y las comunidades que dependen de los bosques.
Por otro lado, demandan que de la Cumbre salga el compromiso para desarrollar las políticas y los instrumentos de mercado que permitan sistemas rentables de agricultura ecológica y acordar una mejor regulación del uso de los agroquímicos para evitar los daños a las personas y al medio ambiente.
Igualmente, la responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace España destaca que la ONG quiere que se subsanen las deficiencias en la gobernanza de los océanos y que se detenga la sobrexplotación pesquera. Por ello, respaldan un nuevo acuerdo sobre las aguas internacionales en el marco de la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar que se base en el principio de precaución y priorice el enfoque ecosistémico. También quieren que se implante una red global de reservas marinas que proteja un 40 por ciento los océanos del planeta.
“Los resultados de Río+20 deben beneficiar a las personas y al planeta, no a las empresas. La transición a una economía verde debe ser justa y equitativa, sacar a la gente de la pobreza, respetar los límites planetarios y asegurar un trabajo decente”, ha concluido.

Like this on Facebook

Share on Facebook

  1. Aún no hay comentarios.
  1. 15/09/2014 a las 01:07

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: