Inicio > Actualidad Ambiental, energía nuclear, Uncategorized > Bélgica y el débil control de los residuos nucleares

Bélgica y el débil control de los residuos nucleares

La empresa estadounidense Best Medical, especializada en la fabricación de equipos nucleares para uso médico e industrial, abandonó residuos radiactivos en una planta que cerró en julio en la localidad belga de Fleurus, en la región de Valonia, según informan hoy los medios belgas.
Los diarios "Le Soir" y "De Standaard" señalan que dichos desechos se encontraron en la inspección efectuada tras la reciente quiebra de Best Medical Belgium (BMB), en las instalaciones abandonadas en la zona industrial de Fleurus.
Los inspectores -según esos medios- hallaron además de cajas, archivos, documentos, utensilios, herramientas, tuberías, cables eléctricos sueltos, y botellas de disolventes, residuos radiactivos y bidones sin proteger con la señal de material radiactivo.

Estroncio 90
Entre este material, había varias bolsas de plástico con la señal de alerta de radiactividad acumuladas en un almacén que podían contener, entre otros elementos, estroncio-90, un isótopo radiactivo que puede causar graves problemas de salud, según "De Standaard".
Durante la inspección, llevada a cabo el 17 de julio, los dos expertos de las agencias de control nuclear y de residuos radiactivos y materiales fisibles, FANC Y ONDRAF, entraron en contacto con sus manos con los desechos y tras un análisis se les detectó radiactividad en la orina, según el mismo diario.
"Este entorno es totalmente inaceptable en la industria, más aún en la nuclear", dijeron los inspectores en su informe,que se hizo a petición del Instituto de Radio-elementos (IRE), que alquilaba las instalaciones a BMB.

Intervención "urgente"
La situación requiere "una intervención urgente", en opinión de IRE, que ha enviado una carta a los responsables de BMB para exigirles que se encarguen de los desechos conforme a las normas establecidas al respecto.
Según el informe, los residuos representan un riesgo para la seguridad de otras instalaciones nucleares en la zona y por lo tanto para el medio ambiente y la población.
El documento señala no sólo los riesgos por los residuos contaminados y el procesamiento de materiales tóxicos, sino también el potencial peligro de incendio.
De acuerdo con Willy De Roovere, director de la FANC, citado por "De Standaard", la eliminación de dichos desecho puede llevar meses y el desmantelamiento de algunas máquinas, incluso años.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: